Translate

lunes, 1 de agosto de 2016

VIAJE A CUBA : DÍA 7

Amanecíamos de lo mas ilusionados.

El día parecía despejado y la lluvia podía darnos una tregua.

Mochila al hombro y con uno mas en el grupo, nos dirigimos a ver Matanzas, por lo que habíamos leído no había mucho que ver, aunque si que tenia datos muy curiosos que por supuesto comentaremos al final del viaje.

Tras un rato caminando y después de bebernos 2 botellas de agua .... bendita lluvia. Quien nos iba a decir que la íbamos a echar de menos.

Chamberlain y yo estábamos de los nervios, el tiempo nos estaba respetando, teníamos el paraíso a 40 min en coche, y seguíamos pasando calor.

Estuvimos cerca de 2 horas dando una vuelta por la ciudad, y digo ciudad porque ojo lo que engaña.
Calles kilometricas , llenas de gente y con desniveles increíbles.Aquello podía parecer un escenario de película.



Visitamos la primera Iglesia en Cuba.
De repente podíamos estar en España si no fuera por el acento de los lugareños.
Posiblemente fueran españoles quienes construyeran aquello.

Aquí os dejamos una foto con historia.
Después de cinco minutos intentando hacerla, decidimos ser nosotros quien nos moviéramos para salir en la foto, ya que la cámara se caía cada vez que pulsábamos.
Botella de agua en mano, nuestro nuevo amigo Gaditano y la iglesia de fondo antes mencionada, tocaba Varadero.




Estábamos ansiosos, ninguno de nosotros había estado nunca en el Caribe. Imaginaros las ganas.

A unos 10 km del comienzo de Varadero :  ¡¡¡ PEAJE !!! . Nos hicieron bajarnos del Vehículo, esperar 10 min,  pagar el peaje correspondiente , y nos dejaron continuar. Era sorprendente que viendo el estado de muchas carreteras, leyes de circulación , etc... hubiera un peaje.
Pero claro era zona turística y eso para nosotros es algo normal.

Para los que no conocéis Varadero, deciros que es un saliente de la propia Isla que hace que haya agua por ambos lados. Tipo La Manga del Mar Menor.



Zonas de pago para aparcar, hoteles de lujo, mansiones y casas increíbles, parecía que finalmente habíamos entrado en el paraíso.

Aparcamos en una zona amarilla pero que no creíamos que fuera a pasar ni un solo coche. Y allí estaba la playa.

Primeras impresiones buenas, pero no como imaginábamos.
Agua transparente, azul piscina, y temperatura correcta. Aun así parecía no convencernos, parecía como si aun nos quedara por ver lo que realmente nos iba a enamorar en Cuba.
A favor tenemos que decir que la lluvia empezaba hacer acto de presencia y eso quizás ennegrecía el mar.

 Sitio idóneo donde fotografiarnos con nuestro compañero de viaje, nos hicimos varias.      
Ya llevaba varios días y kms con nosotros y se le empezaba a coger cariño, sobre todo a su radio.
Escuchar los éxitos musicales en una radio cubana es algo que desde luego no tiene desperdicio.                                                                                                                                                         


Ya teníamos algo de hambre y me parece recordar que aquel día no comimos gran cosa, o posiblemente no comimos.
Fuimos a sacar dinero y partimos dirección __________ , aunque antes hicimos una parada en Cienfuegos.

Con solo 1 hora para ver un pueblo que habíamos leído que era bastante bonito, lo recorrimos con el coche hasta llegar al final del todo donde se encontraba Punta Gorda.
Una especie de parque donde había música en directo, restaurantes y las vistas a una de la bahías mas grandes de Europa. 
Estas eran las vistas que nos dejaba.



Dimos una vuelta por el parque donde nos intentaron timar cobrándonos cada refresco a 1 cuc , cuando realmente era 1 cup ( Chamberlain y yo nos bebimos 2 ) , nos intentaron convencer de que no fuéramos aun a  _________ , era tarde y de la carretera nos podían salir cangrejos enormes .

Que vacilon el Cubano... fue lo que nos salio cuando aquel hombre de uno de los restaurante nos dijo aquello, pensando que lo hacia para que nos quedáramos allí a cenar, seguimos nuestro camino.

Se estaba haciendo de noche y no queríamos probar esa experiencia de conducir a oscuras.

¡¡¡ ¿ Mirar , mirar, lo habéis visto ? !!! , Javato y yo acabábamos de ver un cangrejo , si.
Era enorme y cruzaba alegremente por la carretera.
He de decir que la foto que pongo a continuación es sacada de Internet, ya que por suerte no debía de ser época u hora en la que salían todos juntos como en la fotografía. Solo vimos a una docena de ellos durante el viaje.
Pero aquí tenéis como lo que decía el hombre era totalmente cierto.
También he de decir que en ese momento entendimos porque en el alquiler del coche, las ruedas pinchadas no las cubrían.



De lo que si tuvimos tiempo es de grabar el momento en el que divisamos uno de ellos y como eran las carreteras por las que íbamos. Posiblemente las voces las hubiera quitado. Como a todo el mundo no me gusta oír mi propia voz.
Si os fijáis en las manchas blancas y circulares de la carretera, son cangrejos aplastados.






Y por fin llegamos.
Si , estábamos en TRINIDAD , pueblo que como os he comentado es patrimonio de la humanidad.

Según entramos al pueblo , se oían voces en cada puerta de cada casa: ¡¡¡ Habitación !!!                      ¡¡¡ Habitación !!! y así continuamente y por cada calle que pasábamos con el coche.

Una vez en nuestro hostal y tras acomodarnos en nuestra habitación, nos tomamos el que hasta ahora iba a ser el mejor mojito del Viaje.
No sabemos si por la sed , el hambre o el cansancio, pero aquello nos sabio a gloria.
Por cierto habitación con 4 camas grandes, una para cada uno. Aire acondicionado y baño propio.
De nuevo Mary había acertado en su elección.

Con un hambre que no podíamos mas y con la hora muy justa, salimos a ver el pueblo.

Todo empedrado y con unas cuestas imponentes, aquello tenia muy buena pinta.
Llegamos a la zona de restaurante donde revisamos cada carta de arriba abajo. Entre mis alergia y como iba ya la economía , había que elegir bien.Y vaya si lo hicimos.

Cenamos en una terraza enorme, nosotros solos, y unas hamburguesas bastante bastante ricas.
Pudimos incluso elegir la música.
Era la primera vez que cenaba en la pista de una discoteca. Si... estábamos en una discoteca cenando, donde en unas 2 o 3 horas la pista estaría llena de gente bailando, curioso.
Por cierto abría las 24 horas del día como veis en la imagen. Increíble.



Después de cenar y con cansancio acumulado, aun teníamos fuerzas para ir a tomar algo. Algo mas, ya que en la cena habían caído bastantes coktails.

Fuimos a varios sitios que la verdad no parecían ser de Cuba, la gente sentada aburrida y sin bailar.
Cuando ya nos íbamos a casa para acabar el día, nuestra noche dio un giro.

Nos comentaron que la gente se iba a una discoteca llamada La Cueva que pertenecía al mejor hotel de Trinidad.

Que solo había que andar cerca de 1 km hacia arriba y que nos encontraríamos con ella. Pues allí fuimos.
Posiblemente si nos decían que había una naranja azul, nos lo hubiéramos creído y hubiéramos ido también.

Sin luz por las calles que nos dejara ver por donde pisábamos, nos encontramos con algo insólito.
Barras de bar montadas en las puertas de las casas por ambos lados, donde te ofrecían , a cambio de dinero claro, cualquier tipo de bebida.
Aquello parecían zonas de avituallamiento.

Seguimos caminando a oscuras y con la linterna del móvil para no caer, o para Mary estar mas tranquila y que no saliera un cocodrilo.
Y no, cocodrilos no, pero tarántulas del tamaño de mi cabeza si. Ahora os cuento.

Llegamos arriba y allí estaba La Cueva. Bastante ambiente que salia y entraba de allí abajo. Bajamos a preguntar el precio , y para una hora que quedaba de estar abierta , decidimos no pagar los 10 cuc que costaba. Empieza a parecer que nunca queríamos pagar nada.

Estuvimos hablando con un grupo de chicos Madrileños que andaban por allí también de viaje.
Cuando de repente un Cubano se nos acerca con la nombrada tarántula en la mano, la soltó en el suelo y aquello se empezó a mover para cualquier lado mientras había quien daba saltitos de un lado para otro.
Hay foto de una encogida pero que preferimos no poner.

Ya si que si el día tocaba a su fin y  vuelta a casa.

De nuevo linterna y avituallamientos.

Estábamos en uno de los pueblos mas bonitos del mundo y mañana había que disfrutar de el a la luz del sol.

Ademas , el hombre del Hostal nos comento que allí nunca llueve.... pues lo que paso al día siguiente me gustaría saber que nombre tenia.

Domina tu vida.












Publicar un comentario
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin