Translate

lunes, 22 de agosto de 2016

VIAJE A CUBA : DÍA 14

Buenos días Habana.

Amanecemos con ganas, parece que el tiempo nos respeta y tenemos cerca todo el casco histórico y céntrico de la ciudad.

Habíamos quedado con el Tito Reinaldo, pero nos llamo diciendo que no podía venir, se encontraba malo y con fiebre.
Nos tocaba patear La Habana a nuestro aire. Y vaya si lo hicimos.

Vimos lugares a los que no pudimos ir en los primeros días, vimos a las primeras santeras, entramos en la Bodeguita de Enmedio a dejar nuestra rubrica, La Catedral y otros muchos lugares que si habíamos visto antes.









Lo único que pudimos destacar de aquellos lugares como curiosidad es la '' falda '' que le pusieron a Mary por ir con unos pantalones demasiado cortos para entrar en La Catedral.



Después del paseo mañanero por La Habana, y de vuelta al Hostal, vimos un restaurante Español.

Llevábamos ya 2 semanas fuera de España y la gastronomía se echaba de menos. Pensando que iba a ser comida Española ( que ilusos somos ) entramos a preguntar.




Es muy probable que lo que nos convenciera de comer allí, fuera lo bien ambientado que lo tenían.

Aunque en la foto aparece Cantabria, se trataba de otro Restaurante ambientado en Castilla y Leon.

Ahí tenéis a Chamberlain de lo mas contento con su bandera de Zamora.







Comimos bastante bien a pesar de no ser comida Española.
Después de aquello , ya eran casi las 17:00 de la tarde.
Fuimos al Hostal a recoger un poco, echarnos un rato y ducharnos para poder vivir la ultima noche en Cuba intensamente.

Cuando llegamos conocimos a un chico Australiano que acababa de llegar. Javato y yo dormíamos , pero escuchábamos como Mary estaba ligando con el... o eso decía Javato que es quien les podía entender en Ingles.

Cuando se acabo la siesta y terminamos de arreglarnos , nos fuimos a buscar un sitio donde cenar, para volver después de ver el Cañonazo.

El Cañonazo, se trataba de una ceremonia que se recrea mediante un desfile militar con atributos y técnica de la etapa colonial, cuando los españoles lanzaban un cañón avisando de el cierre de la ciudad de La Habana.
Es una tradición que se mantiene durante todos los días a las 21:00 de la noche y que es uno de los mayores atractivos de Cuba y por ello ha sido declarado Patrimonio cultural.

Este es un vídeo que hemos sacado de Internet donde se ve perfectamente la ceremonia.

Nosotros no pudimos grabarlo por algo que os comentaremos mas adelante.




Camino al nombrado Cañonazo, Mary se cruzo con Max, nuestro nuevo amigo Australiano del Hostal, al que invitamos a venir con nosotros.

Nos estuvo contando como llevaba ahorrando durante 2 años para pasarse 6 meses enteros viajando por el mundo.
Ya había estado en varios países de Sudamérica y después de Cuba, se dirigía a Europa. Llevaba ya 3 meses y se encontraba algo cansado.
Pero ese día no tenia excusa para seguir viviendo experiencias con sus amigos Españoles.

Íbamos bastante justos, eran ya las 20:30 y no sabíamos como se llegaba al castillo. Lo veíamos desde que salimos del Hostal pero nunca llegábamos. Echamos a correr y preguntamos a un Policía que había en la carretera.
Nos comento que la única manera de llegar era en coche.
Como eramos 5, y aun no habíamos montado en un coche clásico, decidimos coger uno.
Ademas de mas barato que los taxis oficiales ( aunque también tuvimos que regatear ) era lo mas rápido de encontrar.

Íbamos nosotros 3 atrás y los primicos con el conductor delante.


Eran ya las 20:45 cuando llegamos a la puerta del castillo, y aquí viene lo '' bonito '' o bueno de ser Español.

Os pongo en situación.

Ultimo día en La Habana, con el presupuesto por los suelos y con ganas de ver el Cañonazo, nos dicen que hay que ir a la oficina que esta en la entrada del recinto y comprar los tickets.

Bueno, vamos a ver cuanto nos vale. A todo esto Max aun no había cambiado dinero ya que acababa de llegar a Cuba.

¡¡¡ Ocho Euros por persona !!! , sí, que visto así no parece mucho, pero es que hablamos de 5 x 8 = 40 €.

Pues sintiéndolo mucho no íbamos a poder verlo. Bueno al menos ya que hemos pagado el Taxi y que tenemos que volver a pagarlo para volver, vamos a acercarnos lo máximo posible a la puerta y lo escuchamos.


20:55 y allí estábamos los 5, plantados en la puerta leyendo lo que ponía en aquel Castillo.

¿ Como ? ¿ Que había sido construido por Españoles y nos iban hacer pagar ? Javato vamos a hablar con aquellas simpáticas Cubanas que nos han dicho que había que sacar tickets., porque esto no puede ser.

Y tras 2 minutos de una conversación distendida, donde nos habían dejado claro que ahora mandaba Cuba y no España y mientras nos reíamos de todo un poco.... nos soltaron un : ¡¡¡ Venga pasar correr !!!.
Y con las mismas miramos hacia atrás y avisamos a los primicos y nuestro amigo Australiano.
Echamos a correr como si optáramos a medalla en los juegos para no perdernos al menos el lanzamiento del Cañonazo.
Aunque la ceremonia ya había empezado, al menos veríamos el castillo por dentro y el sonido del Cañón.



Teníais que ver la cara de Max preguntando en Ingles WTF ( O que c****** había pasado ).
This is Spain amigo Max.


Quizás la ceremonia y el Cañonazo no mereció mucho la pena, sobre todo porque casi ni lo vimos, pero las vistas y el interior del Castillo , si lo mereció.




Una vez acabada la aventura del Cañonazo, había que volver a coger Taxi, o eso creíamos.

Coincidimos en el camino hacia abajo con una de las amables mujeres que nos habían dejado pasar gratis, y estuvo todo el camino cantándonos canciones Españolas. Nos comento que fuéramos con ella que había Gua gua y no era necesario coger el Taxi.

Nos despedimos y entramos en un Bar donde justo paró la Gua Gua. De ahí salimos cenados y algo tocados, ellos a cerveza, yo a Mojitos.




Se había acabado el día cultural, y comenzaba la noche, noche que por cierto seria la ultima para que Jovato pudiera catar producto Cubano.

Tras un rato en aquel Bar, nos fuimos al Malecón. Max alucinaba con la cantidad de gente que había allí, a cualquier hora y en cualquier lugar.

La primera opción era ir alguna discoteca Cubana, pero dado el importe que valía, sospechamos que pocos iban a ser los Cubanos que habría allí.
Así que con un par de botellas de Ron, nos fuimos al Malecón.

No tardaron mucho en acercarse un grupo de chicos. Al principio daban la sensación de querer o estar buscando algo nuestro, pero después de casi 2 horas de conversación e historias , vimos que no era eso lo que buscaban.

Mary y yo fuimos a por un par de botellas de agua y otro cartón de Ron para los chicos.

Cuando volvimos media hora después, nos cruzamos con los chicos pero ya sin nuestros amigos.
Les preguntamos que donde estaban y de sus bocas solo salio un : ¡¡¡ Ir a por ellos y sacarles de allí YA !!!.

Mary y yo nos asustamos bastante, como no podíamos llamar, fuimos andando hasta donde estábamos, y allí no había nadie, preguntamos a un chico de los que estaban antes por allí.
Nos señalo a un grupo enorme de gente y nos dijo donde estaban ellos, pero que tuviéramos cuidado.
Max ya se había ido a casa y solo quedábamos los 4.

Cuando me acerque aquel grupo, no parecía que estuviera pasando nada. Es mas , la cara de Jovato era de Felicidad, bailaba rodeado de 3 mujeres Cubanas , mientras sus amigos o acompañantes las empujaban a acercarse cada vez mas a el.

Quise preguntar a Chamberlain que estaba justo al lado sentado, cuando de repente le intentaron coger para que también bailara y no hablara conmigo. Parecía que ya iba entendiendo a lo que se referían los otros chicos.

Me comento que estaban aquí con Música y baile y que les habían invitado a beber y estar un rato con ellos.

Le comente lo que los otros chicos nos habían transmitido, y tuvimos que sacar a Jovato de ahí cuando posiblemente mejor se lo estaba pasando. Nadie sabe como hubiera acabado aquello, pero teniendo en cuenta las primeras noches y el poco dinero que nos quedaba, posiblemente acabaría igual.


Así pues con las mismas y siendo ya casi las 4:00 de la mañana, volvimos al Hostal.

Se nos acababa la Aventura e íbamos bastante tristes,

Recapitulando un poco todo, y sabiendo que era nuestra ultima noche y mañana nuestro ultimo rato en Cuba.

Eso si, sabiendo que volveríamos y que nos llevábamos con nosotros una experiencia única.

Publicar un comentario
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin