Translate

viernes, 19 de agosto de 2016

VIAJE A CUBA : DÍA 12 Y 13

Empezamos el día 12.

Iba a ser el día mas tranquilo de todo el viaje, y menos mal. Por que lo que nos iba a esperar el día 13 no se lo deseamos a nadie.

El día en el que por primera vez pudimos temer por nuestra vida, o nos sentimos indefensos ante el mundo.
Os resumimos un poco el día 12 para entrar de lleno en el.

Fuimos a dar una vuelta en ka-yak  y barca a pedales también incluida durante una hora en el precio del hotel.

























Como podéis comprobar la playa seguía siendo el paraíso.

Estuvimos comiendo y emborrachándonos en la piscina durante la tarde, y acabamos el día con cena y discoteca.

Despues de la que liamos el día anterior con 4 dados y una mesa , la noche y todos los que estuvimos de fiesta estábamos mucho mas tranquilos.

La mayoría de los animadores escondían sus ojos rojos bajo las gafas de sol.

Acabamos el día temprano ya que había que madrugar para dejar el hotel, ¿ como ? aun no lo sabíamos.



COMIENZA LA AVENTURA : DÍA 13

El plan era sencillo: Javato y yo iríamos a por el coche que en principio nos habían dejado apalabrado, pagábamos y nos íbamos.

Caminata de 20 min al sol , llegamos y oficina cerrada, habíamos quedado con el pero no estaba.
Otros 10 minutos hasta llegar a otro hotel donde nos comunican que no hay coche disponible para La Habana, y que el precio mínimo era para 3 días.
No nos quedaba casi presupuesto y había que tomar decisiones y buscar soluciones.

Ya de vuelta a nuestro Hotel y antes de comunicar la '' mala '' noticia a Chamberlain y Mary, intentamos mover los hilos y buscar una forma de llegar a La Habana ( 650 km desde Cayo Coco ).

Hablamos con la agencia de alquiler de coches que teníamos allí, y nada. Ademas de tener cerrado los alquileres desde hace 15 días, no pudo conseguirnos nada para el mismo día.

Antes de alquilar un coche deben pasar 3 días,  donde te investigan para ver que no tienes nada raro, no teníamos ni idea.

Ese mismo día los chicos de Burgos que conocimos la noche de los dados, también tenían que volver.

Hablamos con ellos para ver de que forma iban hacerlo. Empezamos a enterarnos que ningún Cubano puede entrar a los Cayos a no ser que sea de alguna empresa oficial del estado como son los taxistas.

El problema estaba en que un Taxi de Cayo Coco a la Habana sale por 250 € , dinero que no estábamos dispuestos a gastar.  La intención de no ir a todo hecho y como un turista mas la queríamos llevar hasta esos limites.

Conseguimos un teléfono de un chico Cubano que por 180 € nos llevaba a nuestro destino desde Ciego de Avila. El precio subía cuando había que coger un taxi oficial hasta Ciego de Avila.

Ya debíamos haber dejado el hotel hace unas horas , y la '' preocupación '' iba en aumento.

Hicimos cálculos , hicimos números y tras varias negociaciones conseguimos un '' buen precio ''.
Habíamos contratado un Taxi oficial hasta Ciego de Avila por 20 € , donde luego nos esperaría un conocido de dicho Taxista para llevarnos a la Habana por 180 €. En total 50 € por persona.

Eso hicimos.O al menos pensábamos que íbamos hacer.

Tras la caminata y diferentes llamadas, paseos y negociaciones tanto mías como de Javato, fue sentarnos en el Taxi y caer rendidos.

Hasta que de repente nuestros ojos se abren y vemos a un autobús de frente a nosotros y pitando sin parar, por lo visto casi nos chocamos de frente. Y digo por lo visto porque .... acción - reacción Javato y yo volvimos a cerrar los ojos.

Luego nos contarían que el viaje de 40 min había sido como el de un videojuego.

Ya llegando a nuestro destino tras 40 min de viaje, el taxista intenta localizar a quien nos iba a llevar a La Habana. No contestaba.

Con la misma preocupación que los políticos Españoles, el '' simpático '' taxista, nos dejo en la estación de Autobuses de Ciego.

Ya no había Autocares para ir hacia La Habana, cuando de repente , nos empiezan a llover ofertas de conductores particulares. O mejor llamados taxistas ilegales.

Mary estaba bastante asustada, ya que nos encontrábamos en la estación de un pueblo, teniendo que llegar a nuestro alojamiento en La Habana en 3 horas, y rodeados de personas que parecían comernos con los ojos.

Teníamos que aparentar normalidad. Comentarios del tipo : '' Hacemos noche aquí '' o '' vamos a coger el Autobús de mañana y vamos a casa de la familia con la que estuvimos '' aunque no era eso lo que queríamos, parecieron servir para darse cuenta que no estábamos tan desesperados.

Ahora los desesperados eran ellos, habíamos conseguido controlar la situación.

El primero,  un hombre bajito y regordete y al grito : ¡¡¡ Este es vuestro coche, amplio y cómodo !!! , caballero.... somos 4 , llevamos maletas y nos está intentando meter en un huevo. ¡¡¡ Que no , que no, que es amplio, mira entra !!!. Como si fuera necesario entrar para saber que no íbamos a ir cómodos.

Mientras y a nuestra derecha, ¡¡¡ 140 Cu , amplio , cómodo y rápido !!! en un principio ese 140 CU me sonaba a CV del coche, fue Javato quien entendió que eran 140 CuC , lo equivalente a unos 120 €.

Nos cuadro. Hablamos de un coche del Año 1987 y con las caracteristicas anteriores. Posiblemente de lo mejor que encontraríamos por allí.

Comenzaba la aventura, con Chamberlain de copiloto (Mary me necesitaba atrás con ella) empezamos el viaje.

Conducía un chico joven.




Tras una hora de viaje, algo no empezaba a ir bien. Aun no habíamos entablado conversación con aquel chico, cuando vi algo en su lado izquierdo del asiento.

O tenia una afición loca por el Béisbol, algo que no era de extrañar por ser el deporte oficial en Cuba, o era un arma de ataque o defensa.

De ser para practicar deporte, el maletero no es un mal lugar para guardarlo.
De ser para atacar , enseñe la foto tanto a Javato como a Mary.
De ser para defenderse, sabíamos que con nosotros no iba a tener que usarlo.

Tras este hallazgo, no fue aquí donde temimos por nuestra vida, sino un rato después.






De repente empezó a llover, una lluvia fuerte pero soportable, como las que habíamos tenido hasta ahora. Vean el vídeo de los días que nos había llovido a nosotros. Diría que para haceros una idea, pero no. Lo peor estaba por llegar, y no se parecía aquella lluvia.



Empezó a llover como si no hubiera un mañana, de repente todo se oscureció, y nuestro conductor parecía no darse cuenta que tenia los limpiaparabrisas al mínimo.

Chamberlain se lo intento hacer ver, pero no hubo manera, no funcionaban mas.

La lluvia iba en aumento, caía mas y mas fuerte , mas y mas cantidad. Eso nos hizo levantarnos, ponernos rígidos y pedirle que por favor parara. Le pedí yo que parara, en ese momento tenia miedo.

Nos comento que era imposible, que estaba en medio de la autovía, que podían venir coches detrás y que íbamos a 90 km / hora.
No se veía nada, estábamos preparados para el impacto, en cuanto notáramos que el coche perdía el control o se salia de la carretera , teníamos que ponernos rígidos y esperar el impacto.
¿ Pero como puedes ver ? Le preguntamos. Intuyo algo de césped en la carretera nos contestaba con la cabeza hacia adelante , casi comiéndose el cristal. Ese césped era lo que delimitaba la salida del arcén.

A mirar el césped se ha dicho. Que 4 ojos ven mas que 2 esta claro. Pero que 10 veían mas que 2 , era dudoso.

¿ Pero donde esta el p*** césped amigo ?. Era imposible. Solo quedaba confiar en un chico que acabábamos de conocer, con un bate de Béisbol a su lado, a 90 km por hora por la autovía , sin carnet de conducir, y con un coche sin seguro y que encima no era suyo.

Y aquí estamos.... contándolo.

Después de 15 min , donde por '' primera '' vez habíamos temido por nuestra vida, la lluvia remitió.

A partir de ahí nos empezó a contar curiosidades e historias que por mas que hemos buscado por el Internet convencional no hemos podido contrastar.

Que el coche era de un Español , que no tenia carnet porque era muy caro sacárselo, o que los seguros de coche no existen en Cuba, fueron algunas de las cosas que podíamos intuir pero que nos acabo confirmando.

Las historias mas curiosas venían de sus 3 años en el ejercito Cubano, pero que al no haber podido contrastar , preferimos no contar.

Paramos varias veces a que tomara algún café en gasolineras. Ya era de noche y estaba dando cabezadas.

Llegando a casa y entrando en La Habana, nos paro la policía.

Lo que el hacia era ilegal, y solo podíamos decir que era un amigo que habíamos conocido y que nos estaba acercando a casa. De no ser así, podían meterle en la cárcel.

Al final no fue necesario y el agente nos dejo continuar hablando solo con el. No tienen como demostrar la ilegalidad aunque la conozcan.

Por fin llegamos a nuestro Hostal.

Después de la aventura que habíamos pasado, teníamos ganas de descansar.

Fuimos a cenar a un '' Restaurante '' que nos aconsejaron , y tras una vuelta por La Habana vieja y nocturna, nos fuimos a casa.

Al día siguiente había que madrugar y ver de nuevo La Habana en una zona distinta a la que ya habíamos estado.

El próximo día seria el día 14 en Cuba, y desde luego fue en el que mas Cubanos parecimos.

No os perdáis como entrar gratis en un castillo que valía 5 € por persona, o como conocer los entresijos de los Cubanos mas '' problemáticos ''.
También como tuvimos que  salvar a Chamberlain o Javato de las manos de la prostitución fueron alguna de las cosas que nos depararía el día 14.


DOMINA TU VIDA






Publicar un comentario
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin