Translate

jueves, 18 de agosto de 2016

Calzada de los Gigantes


LA LEYENDA DE LA CALZADA DE LOS GIGANTES (IRLANDA)


Una historia de dos gigantes


Hace tiempo, un gigante Irlandés llamado Finn MacCool deambulaba por la costa norte, desde donde según el se podía ver Escocia a través del estrecho mar de Moyle. 

Cuando llegamos nosotros allí, no eramos lo suficientemente grande para ver Escocia.

Un gigante escocés, Benandonner, era el rival de Finn, y desafiaba su fuerza y su reputación.
 

Como los dos gigantes nunca se habían visto, Finn decidió invitar a Benandonner a Irlanda, para comenzar una batalla decisiva. No había barco lo suficientemente grande que pudiera transportar al gigante, por lo que Finn construyó una calzada de enormes piedras a través del agua para que el gigante escocés pudiera viajar sobre terreno seco; así no tendría excusas para evitar la confrontación.

Pero, mientras Finn se acercaba, se dio cuenta de que su rival era mucho más grande de lo que se pensaba. 
Regresó a su hogar cerca de las colinas y, como cualquier hombre inteligente, le pidió consejo a su mujer. Oonagh, una mujer muy práctica, disfrazó a Finn de bebé, con su babero y su camisón.
 

Le puso en una enorme cuna, diciéndole que se estuviera quieto y fingiera estar dormido, mientras la enorme sombra de Beanandonner aparecía por la puerta.
Oonagh invitó al gigante escocés a tomar el té, rogándole que no despertara al hijo de Finn. 

Viendo el enorme bebé que había en la cuna, Bennandonner se asustó, diciendo que si ese era el hijo, prefería no conocer al padre. 

Regresó a Escocia, destrozando la calzada tras él, aterrado por la idea de que el terrible Finn pudiera seguirlo a casa.


Esta es la leyenda de La Calzada de los Gigantes. Aquellos que son escépticos van a ver el mar abierto, con Escocia de fondo, y una gran cantidad de columnas rotas de la Calzada, que muestran la prisa que tuvo el gigante al destrozarla.
Los irlandeses quizás tengan la reputación de saber disfrutar una buena pelea, pero en esta ocasión, la maña pudo a la fuerza.

Domina tu vida

Publicar un comentario
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin